INVENTOS DEL FUTURO: ENFRIAR BEBIDAS Y OTROS LÍQUIDOS SIN NECESIDAD DE HIELO

Una joven química de la Universidad de Zaragoza ha creado un enfriador que funciona mediante una disolución de sales en agua, cuya mezcla se enfría en segundos alcanzando temperaturas próximas a cero grados centígrados.

 

Un enfriador de latas y botellas de 33 centílitros que funciona sin electricidad ni hielo y que permite enfriar la bebida hasta 20 grados centígrados en menos de diez minutos en cualquier lugar y momento. «Aisber» es el nombre de este producto innovador y ecológico, que ya está en el mercado, y que ha sido desarrollado por la joven química Paola Fatás, con la colaboración de la Universidad de Zaragoza.

El proceso de enfriamiento en el interior de Aisber se produce de forma instantánea en el momento en el que se mezclan los componentes: principalmente urea y agua, que al disolverse alcanzan temperaturas próximas a 0 grados centígrados.

La lata o botella se coloca en el interior del enfriador, que toma forma cilíndrica. Una vez activada, la mezcla se mantiene fría alrededor de 30 minutos, evitando que la bebida se caliente durante su consumo. El producto está disponible en la página web www.aisber.com y en tiendas de deporte especializadas.

Así funciona el invento

Aisber está formado en su parte interna por bolsas con cavidades separadas, que contienen líquido y sales. Al presionar sobre la cavidad que contiene líquido, el sellado que separa ambas se abre, produciéndose la mezcla de componentes que activa el enfriamiento.

El proceso consiste en una disolución de distintos compuestos en agua que requiere energía. Esta energía se absorbe del exterior en forma de calor, de modo que la temperatura disminuye rápidamente. Este tipo de procesos, en los que el sistema absorbe energía del exterior, se denominan «endotérmicos» y ocurren cuando la energía del sistema final es mayor que la del sistema inicial.

 Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada