CÓMO CONSEGUIR UNA BUENA INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO (CÓMO CALCULAR TU INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO) Y INDEMNIZACIONES MILLONARIAS POR OTRAS CAUSAS.




Calcular tu indemnización por despido:
10 años trabajando y despedido de forma improcedente.
La reforma laboral abarata el despido. Introduce una indemnización de 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades. Esta medida no tiene carácter retroactivo, sólo afecta a las personas que hayan sido empleadas desde la entrada en vigor de la reforma (13 de febrero de 2012). Las que ya tuvieran trabajo conservan su indemnización por despido original: 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades.

Así, un trabajador con un sueldo de 30.000 euros que lleve 10 años trabajando en la misma empresa antes de entrar en vigor la reforma laboral cobraría una indemnización de 36.992 euros en caso de despido improcedente.

2 años trabajando y despedido de forma improcedente.

La indemnización por despido de 33 días por año afecta a todos los empleados, pese a que existe una diferencia de trato para el cálculo de la indemnización. Lo demás, se aplica por igual a todos (forma, causas, etc.).

Una persona en esta situación cobraría una indemnización de 45 días por cada año que hubiera trabajado antes de aprobarse la reforma laboral. Recibiría, así mismo, una indemnización de 33 días por los años posteriores. Es decir, combinaría las dos.

Por otra parte, esta persona conservaría el plazo de 42 mensualidades si lo hubiera completado antes de aprobarse la reforma laboral. En caso contrario se le aplicaría el plazo que contempla el nuevo texto: 24 meses.

Así, un trabajador con un sueldo de 30.000 euros y una antigüedad de dos años (contratado el 1 de enero de 2011 y despedido el 1 de enero de 2013) recibiría una indemnización de 6730 euros. Antes de aprobarse la reforma laboral hubiera cobrado 7686 euros.



En realidad, la indemnización es de 45 días por año trabajado hasta el 12 de febrero de 2012. El tiempo posterior se calcula a razón de 33 días por año. El límite de mensualidades para estos trabajadores es de 42 mensualidades, mientras que los contratados a partir del 13 de febrero es de 24 meses. Si te encuentras en el primer caso, no es que se aplique el límite de 24, sino que se aplica el cómputo total que aparezca, siempre y cuando no superen las 42 mensualidades. 



Cómo conseguir una buena indemnización por despido:

El despido será calificado como improcedente cuando: 

- No quede acreditado el incumplimiento contractual, grave y culpable alegado por el empresario en su carta de despido.

No puede ser calificada como culpable la conducta de un trabajador cuando actúa bajo los efectos de un síndrome depresivo reactivo y psicótico que afecta a su personalidad ya que esta situación patológica incide de modo decisivo para estimarla como libre de responsabilidad.

El despido realizado en atención a una prolongada situación de enfermedad, determina la improcedencia del despido, no su nulidad.

Igualmente, el despido debe calificarse como improcedente cuando existe causa suficiente de justificación de la conducta infractora.

- El despido no se ajuste a los requisitos formales establecidos.

Ahora bien, será también improcedente el despido cuando se observen los requisitos formales pero el despido carezca de causa. Improcedencia del despido al no acreditarse las posibles dificultades económicas de la empresa por la aplicación de la LOGSE. No se demuestra la necesidad de la medida. La existencia de discrepancias con la dirección no suponen la existencia de un despido discriminatorio. Cumplimiento de los requisitos de forma en la comunicación escrita mediante la carta de despido.

En los contratos de duración determinada la extinción del contrato será ilícita cuando falte el supuesto que justifica la extinción, es decir, la llegada del término resolutorio.

- El despido se produce por prácticas que se han venido tolerando creando una conciencia de permisividad.

- El despido se funda en hechos que ya habían sido sancionados.

- Se produce una comunicación de rescisión de un contrato eventual transformado en indefinido por fraude de ley.

Es considerado como despido la notificación de nombramiento de otro trabajador para ocupar el mismo puesto de trabajo , la conminación a bandonar la oficina y a entregar las llaves y el despojo de funciones.

La calificación de un despido como improcedente no es exclusiva del despido disciplinario, sino que es aplicable a cualquier despido causal, por el fin que persigue: garantizar una adecuada defensa al trabajador. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada